La era de la inmediatez

“Deseo paciencia a los impacientes por verme desaparecer. Ya falta menos que antes”.

Jacinto Benavente

Vivimos en un mundo en el cual nos han acostumbrado a entender la rapidez y la inmediatez como una virtud incalculable. Estamos acostumbrados a valorar el éxito o acierto en base a este aspecto, careciendo de una paciencia necesaria para poder disfrutar de los procesos.

Lo vivimos en el día a día, restaurantes de comida rápida, mensajería instantánea, redes sociales… la gran mayoría de las acciones o situación es de nuestro día a día son inmediatas o se acercan a esta deseada inmediatez. Por supuesto, esto no escapa en el fútbol, siendo aún más palpable si cabe. Aunque, bajo mi punto de vista, es un error de bulto, cometido por todos aquellos que desconocen que el Juego del fútbol va más allá del éxito en forma de resultado, los que carecen de la sensibilidad necesaria como para entender que el trabajo cualitativo te acerca mucho más al éxito de lo que ellos pueden creer pero que, inevitablemente, este Juego necesita de paciencia para lograr mostrar todo su esplendor.

Esto es lo que le ha pasado a José Mourinho nada más empezar la pretemporada. Minutos después de acabar el primer partido en el que se enfrentó al Wigan Athletic, el portugués ya manifestó que su equipo empezaba a entender cómo debía Jugar, dejando claro que aún faltaba mucho camino por recorrer y que, como es lógico, no tenía ninguna prisa por encontrar resultados –siempre y cuando estos no fueran estrictamente ligados a su Juego pretendido, ya que su foco está puesto en lograr establecer conductas coincidentes entre todos sus jugadores antes de empezar la temporada-. Cómo es lógico –entendiendo la lógica de la gran parte de aficionados– el primer partido fue todo un éxito, ya que el resultado acabó favorable al Manchester United, imponiéndose por 0 a 2.

Las críticas o dudas llegaron a partir del segundo partido, disputado frente al Borussia Dortmund de Tomas Tuchel que acabó con 1 a 4 claro a favor de los alemanes –equipo muy trabajado, con un proyecto ya encaminado des de la temporada pasada, con conductas muy arraigadas-. Obviamente el equipo de José, ante un equipo de tanto nivel y con las ideas de Juego tan claras, tuvo muchos problemas para poder desarrollar el Juego pretendido por el portugués.

En términos cuantitativos el equipo alemán fue muy superior pero, se debe analizar en consecuencia todos los aspectos de partido, des de los cuantitativos contextualizados –estadísticas de remates, dónde se realizan, a partir de que jugadas…- cómo en términos cualitativos –calidad de las ideas, si se muestran o no sinergias entre jugadores, de qué manera se genera peligro…- y por último deberíamos intentar entender qué propósitos pretendía cada entrenador –aunque, difícilmente podremos adivinarlo sin ver sus entrenamientos y planificaciones– y en base a ellos, podremos saber si están satisfechos con lo visto sobre el campo o no.

No olvidemos que la competición aún no ha empezado y lo que es más importante, este es un camino tremendamente largo y cambiante, con miles de condicionantes en los que el Juego será la red de salvación cuando la especulación y la inmediatez no sean suficientes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s