El todoterreno de Beijing Guoan

Es un autentico seguro para el Beijing Guoan contar con el todoterreno brasileño Renato Augusto (8 de febrero de 1988). En las estructuras inmóviles de los folios previos a los partidos, al carioca lo podemos encontrar -habitualmente- en el perfil izquierdo del ataque, como interior en una formación de 1-4-3-3 o 1-4-3-1-2. En la práctica, Renato es complicado de ubicar ya que muta en función del momento en el que se encuentre el partido. Posiblemente se acerque a la definición de box-to-box sin llegar a serlo con toda la brillantez.

Beijing Guoan.jpg

Cuando el equipo se encuentra en fase ofensiva, el brasileño suele jugar en el inicio de la jugada, intentando dar el pase que haga progresar a su equipo hasta la última zona de juego, encontrando a los jugadores más adelantados y dónde el equipo atesora la mayor calidad -zona poblada por Cédric Bakambu, Jonathan Viera y/o Jonathan Soriano además de uno de los puntas nacionales-. Siempre que juega atesora la posesión de balón, el juego pasa por el y el equipo le busca para dar un paso hacia adelante. En momentos de ausencia, los porcentajes de participación alrededor del esférico para Viera o Zhongguo aumentan considerablemente, lo que hace perceptible la importancia que tiene el jugador para la construcción del juego del equipo.

salida balon renato

El carioca es un complemento más que positivo para el mediocentro posicional, número 6 del conjunto chino, Chi Zhongguo -del que hablaremos más a conciencia en otro momento-. El nacional es seguro en sus pases, le da continuidad al juego e intenta dar el penúltimo pase para que Renato Augusto o Jonathan Viera den el último. Ambos se complementan y en la mayoría de ocasiones ocupan el carril central, permitiendo que el jugador que los acompañe cómo interior derecho, pueda descolgarse algo más, y atesorar la construcción del juego entre ellos dos. Es verdad que su máximo objetivo es hacer llegar el balón lo más rápido posible a los jugadores determinantes y encargados de marcar los goles, pero en muchas ocasiones y dada la morfología ofensiva estrecha del equipo en campo contrario, se descuelga por el perfil izquierdo, juntándose con Viera.

Quizá, uno de los peros ofensivos más grandes que pueda tener el carioca sea la falta de eficacia en muchos de los pases largos que intenta a lo largo del partido. El afán por encontrar a jugadores adelantados -ya sea por mandato del técnico o recurso propio- le hace perder demasiadas veces la posesión y hacer que el equipo tenga que decidir si presionar o no. Eso provoca que el equipo quede partido, dejando espacios entre los jugadores atacantes y los defensores.

En fase defensiva, Renato tiene dos papeles fundamentales, en función del momento que atraviese el Beijing Guoan.

El primer momento es cuando el equipo pierde el balón. Normalmente ante esto, el equipo tiene una reacción reactiva y defiende hacia adelante, presionando con un gran número de jugadores -en ocasiones, con una eficacia algo baja- intentando recuperar cuanto antes la posesión del esférico. En este escenario, el carioca asume el reto de ganar altura defensiva y hacer que el equipo vaya hacia adelante, gracias a su físico poderoso, es capaz de abarcar mucho terreno de juego y realizar movimientos muy amplios, saltando a presionar por muchas zonas del campo. Aquí es donde podríamos encontrar un pero defensivo, su ímpetu por salir a recuperar y abarcar mucho terreno permite que el rival le supere en demasiadas acciones durante los partidos -es el cuarto jugador al que más regatean de su equipo-.

renato presiona

El segundo momento clave en fase defensiva es cuando el rival realiza un ataque organizado o reinicia el juego. Aquí el conjunto dirigido por Roger Schmidt se estructura en bloque alto, aunque en muchas ocasiones, el rival lo acaba hundiendo por la facilidad con que le superan. Renato Augusto ordena y manda, realizando -demasiadas- ayudas a los compañeros. Des del centro es quien comanda la altura del bloque defensivo del Beijing Guoan. Aun y con el físico poderoso que atesora para poder abarcar gran parte del terreno de juego, Renato no tiene un gran dominio del juego aéreo y ahí el conjunto dirigido por el técnico alemán, tiene un punto débil ya que, en función de quien juegue al lado del carioca, su equipo estará más o menos compacto ante posibles balones largos rivales.

loque def beinjing guoan

En definitiva, Renato Augusto es un magnifico puente para sustentar las bases nacionales. Mejora a los jugadores que están cerca de el y les proporciona seguridad des del físico y la tenacidad. Además, asume la responsabilidad de tener que ser él quien falle la mayor parte de pases, en su afán de encontrar el pase clave para superar las líneas de presión, permitiendo que sus acompañantes en el medio, puedan ir creciendo y madurando en el juego.

En los siguientes escritos, intentaré desgranar a alguno de los jugadores nacionales que forman equipo con el carioca y que, bajo mi punto de vista, atesoran muchas más condiciones de las que el público europeo conocemos, conocíamos o considerábamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s